Claves de la propiedad intelectual en las plataformas de la economía colaborativa

Revisando los términos y condiciones de gran parte de las plataformas de la EC, suele estar bastante claro cuáles son los puntos fuertes y débiles en el tema de la Propiedad Intelectual. Comparto aquí las que considero las cinco claves fundamentales que nunca se deben perder de vista a la hora de redactar esta parte de los términos y condiciones.

La Propiedad Intelectual de los contenidos de la Plataforma

La mayoría de las plataformas se apoyan en exceso en la protección que otorga la ley, probablemente por mero desconocimiento, ya que existiendo opciones más permisivas y libres, como las licencias abiertas Creative Commons, la protección del copyright puede resultar excesiva y, en ciertos casos, incluso contraproducente para la plataforma.
El titular de la plataforma debe considerar que si los contenidos que se cuelgan en una web, como por ejemplo el logo de la empresa, están protegidos por el copyright tradicional, no podría ser compartido por un usuario que tiene un blog y que quiere hacer una reseña del producto o servicio que ofrece esa plataforma. Y es sólo un ejemplo.
Resulta aquí fundamental poner en común el interés de la plataforma con sus valores y encontrar la opción perfecta que satisfaga tanto las necesidades de los propietarios de la plataforma como las de los usuarios.

La Propiedad Intelectual de los contenidos de los Usuarios

¿Y qué ocurre con los contenidos creados o aportados por los usuarios? Buscando siempre ese equilibrio entre la protección de los contenidos, los valores de la plataforma y el perfil del usuario medio que va a hacer uso de la plataforma, dentro de la EC lo ideal sería hacer uso de alguna licencia abierta por defecto y que se aplicase siempre que los usuarios creen o compartan contenido en la plataforma.
Será fundamental también no olvidar dos aspectos clave dentro de este punto: incluir una eximente de responsabilidad para la plataforma para aquellos casos en que los usuarios hagan uso y suban a la plataforma contenidos que no son suyos o de los que no tienen los derechos, así como establecer una licencia automática para la plataforma en relación a todos los contenidos proporcionados por los usuarios, desde el momento de subirlos o crearlos, para poder hacer uso legítimo de esos contenidos. La naturaleza de esa licencia dependerá del tipo de plataforma que sea y de sus necesidades concretas.

La propiedad de la reputación

Una de las marcas de identidad de las plataformas de la EC es la existencia de sistemas de reputación, ya sean de rating, de comentarios o mixtos, sobre cuya propiedad se hace necesario que las plataformas se pronuncien expresamente ya que la ley aún no dice nada al respecto. Si bien es cierto que las más pequeñas aún no suelen recoger este respecto, algunas de las grandes como Airbnb España ya dicen expresamente que la Propiedad Intelectual de los comentarios y valoraciones les pertenece (así como también el resto de contenidos, fotos, descripciones, etc). En este sentido, serían puntos fundamentales a tocar los que se refieren a la propiedad de la reputación, la posibilidad de extracción o exportación de la misma, tanto a otras plataformas como para uso personal del usuario que recibe esa reputación, y la transmisibilidad y uso de la misma.
No pasará mucho tiempo hasta que los usuarios empiecen a preguntarse si la reputación se puede vender, ceder o incluso transmitir en caso de fallecimiento ¿podremos poner nuestra reputación en el testamento? ¿Llegará el momento en que nuestros hijos se presenten en las plataformas haciendo uso de la reputación de los padres y diciendo que son Fulano, hijo de Mengano, al más puro estilo Juego de Tronos?

El momento y forma de transferencia de los derechos

Habrá que establecer expresamente en los términos y condiciones el momento en que el usuario le ha cedido los derechos sobre lo creado o compartido en la plataforma, así como también de qué forma obtiene esos derechos sobre los contenidos, ya sea en titularidad o con una licencia, exclusiva o no exclusiva. Tanto el momento como la forma serán fundamentales para la plataforma pues necesitará hacer uso de esos contenidos para su normal funcionamiento: un anuncio en Airbnb sin que Airbnb tenga los derechos de hacer públicas las fotos y la descripción, sería ilegal e impediría el funcionamiento normal de la plataforma.

Resolución de conflictos y autorregulación

La plataforma deberá establecer un sistema de resolución de conflictos así como un sistema interno de autorregulación, que deberá operar también en temas de Propiedad Intelectual y reclamaciones en este sentido. Por último, dado que las plataformas online funcionan con usuarios de cualquier parte del planeta, será fundamental determinar a qué legislación sometemos la plataforma o si se deja en manos de licencias abiertas como método alternativo de autorregulación.
No se debe olvidar que los términos y condiciones son el contrato que firman los usuarios con los titulares de la plataforma en el momento en el que deciden formar parte de la misma. Una oportunidad de oro para las plataformas para cuidar la relación comercial y la comunidad que ésta genere.
Recommended Posts

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR